El Tribunal de Apelación le otorga una victoria trascendental a TriMax por sobre Wickfire


DALLAS, March 08, 2021 (GLOBE NEWSWIRE) — Luego de siete años de litigio, TriMax triunfó por sobre Wickfire.

El 26 de febrero del 2021, un Tribunal de Apelación emitió un fallo primordial en el que decidió que Wickfire carecía de pruebas para respaldar sus reclamaciones contra TriMax. La decisión se tomó en el Tribunal de Apelación del Quinto Circuito de Estados Unidos (número de caso 17-3043040). El fallo del Tribunal de Apelación revocó todos los perjuicios monetarios que se había otorgado anteriormente a Wickfire.

El proceso judicial, que se presentó originalmente ante el Distrito Oeste de Texas (número de caso 14-CV-34), se centró en Google AdWords Auctions, una plataforma de subastas en línea en la que empresas como TriMax y Wickfire compiten por un espacio publicitario. Wickfire alegó numerosas reclamaciones contra TriMax, pero finalmente falló:

  • Wickfire afirmó que TriMax interfirió de manera intencional en sus contratos y posibles negocios y que cometió conspiración civil. Sin embargo, el Tribunal de Apelación difirió completamente y concluyó que “Wickfire no ofreció pruebas de esto” y declaró que cada una de las reclamaciones falló “como cuestión de derecho”.
  • Wickfire también afirmó que TriMax infringió las leyes de marca comercial en virtud de la Ley Lanham. Sin embargo, el jurado no le adjudicó ningún perjuicio a Wickfire por el reclamo. Además, el Tribunal de Apelación concluyó que Wickfire no era la “parte vencedora” en esa reclamación, y al hacerlo, rechazó el intento indebido de Wickfire de solicitar honorarios de abogados en virtud de la ley de marcas comerciales.
  • Por último, Wickfire interpuso reclamaciones contra TriMax por daños a la reputación comercial, descrédito comercial, difamación, competencia desleal y desfalco. Sin embargo, Wickfire retiró cada una de esas reclamaciones antes del juicio y, por lo tanto, estas reclamaciones ni siquiera alcanzaron el nivel de apelación.

TriMax presentó su exitosa apelación tras el fallo de un tribunal inferior, en el que dicho tribunal le adjudicó erróneamente 2,3 millones de dólares a Wickfire. Debido a que Wickfire carecía de cualquier prueba para respaldar sus reclamaciones, el Tribunal de Apelación revocó el fallo, anuló la adjudicación y le pidió al tribunal enjuiciador de hecho que emitiera un nuevo fallo. Según la decisión del Tribunal de Apelación, el nuevo fallo no debería adjudicarle nada a Wickfire.

En el mismo proceso judicial, el jurado concluyó que Wickfire LLC y sus copropietarios, Chet Hall y Jon Brown, interfirieron intencionalmente en el negocio de TriMax Media.TriMax argumentó que Wickfire interfirió intencionalmente en los contratos de TriMax (1) pagando sobornos a representantes comerciales a cambio de acuerdos de exclusividad; (2) suplantando a TriMax colocando anuncios no autorizados que plagiaron los de TriMax y que contenían otra información de identificación de la agencia; (3) haciendo clic repetidamente en los anuncios de TriMax para aumentar artificialmente sus costos (conocidos como “fraudes de clics”); y (4) usando un programa de software automatizado para manipular el sistema de subasta de Google (conocido como “interferencia de ofertas”).

TriMax presentó pruebas ante el jurado de que Wickfire fue suspendido de más de 200 cuentas Google, infringió los términos comerciales y empleó agentes de usuarios falsos y proxies para ocultar su identidad. El jurado también recibió pruebas de que Google se refirió a Wickfire como “estafador conocido” y que dicha empresa registró el nombre de dominio “GoogleClickFraud.com”.

TriMax también presentó pruebas sobre la destrucción de evidencia por parte de Wickfire. TriMax descubrió que durante el litigio, Wickfire eliminó todos los datos de la computadora portátil de su director de tecnología, Jon Brown, y que no reveló dicha información a TriMax ni al tribunal. Una vez que TriMax descubrió la destrucción, Wickfire afirmó que era necesaria, ya que la computadora portátil fue hurtada durante un robo de morada. Sin embargo, el informe policial, que TriMax obtuvo de manera independiente después de que Wickfire no pudo generar una copia, contradecía la historia de Wickfire, ya que no mencionaba nada sobre una supuesta computadora portátil robada.

Si bien el jurado escuchó una gran cantidad de pruebas sobre la conducta de Wickfire que consistía en interferir intencionalmente en las actividades de TriMax (las cuales el jurado concluyó que eran ciertas), se excluyeron algunas de las pruebas más devastadoras. Por ejemplo, el jurado no pudo ver lo siguiente:

  • El Informe policial del robo;
  • Los documentos de registro que mostraban a Wickfire como propietario de “BitchesOfFacebook.com” y “PokeBitches.com”;
  • Un correo electrónico de un representante comercial que, después de negarse a aceptar estos supuestos sobornos, se refirió a Wickfire como “delincuente”;
  • Capturas de pantalla de los anuncios de Wickfire suplantando a los de TriMax;
  • Un correo electrónico de un comerciante finalizando su relación con TriMax después de creer erróneamente que la agencia era la fuente de los anuncios de suplantación;
  • Un correo electrónico de un comerciante quejándose de que Wickfire infringió los términos de marca comercial y plagió los anuncios de TriMax;
  • Un extenso informe técnico que, de acuerdo con un reconocido experto en computadoras, demuestra de manera concluyente que Wickfire cometió fraudes de clics extensos en contra de TriMax;
  • Un video en tiempo real en el que se demostró la interferencia de ofertas que TriMax experimentó;
  • Un resumen de cientos de contratos de comerciantes de TriMax que enfrentaron interferencia de ofertas; y
  • Correos electrónicos de otros competidores de Wickfire quejándose de las tácticas de licitación de Wickfire.

A pesar de que el jurado concluyó que Wickfire, Chet Hall y Jon Brown interfirieron intencionalmente en el negocio de TriMax, no se otorgaron perjuicios contra Wickfire. Sin embargo, el fallo del Tribunal de Apelación no alteró la conclusión del jurado de que Wickfire, Hall y Brown cometieron interferencias intencionales.

El fallo del Tribunal de Apelación consistió de una sentencia de 21 páginas, resuelta de manera unánime por tres jueces de circuitos y con autoría de la jueza principal, Priscilla Owen, del Tribunal de Apelación del Quinto Circuito de Estados Unidos.Los abogados de TriMax fueron Sidney K.Powell del bufete de abogados de Sidney Powell PC y Barry M.Golden del bufete de abogados Egan Nelson LLP.

  • La señora Powell anteriormente fue fiscal adjunto de Estados Unidos y autora del innovador libro “Licensed to Lie”, una exposición sobre la conducta poco ética de los abogados y el ocultamiento inapropiado de pruebas. La señora Powell es conocida por representar recientemente al General Michael Flynn, presentar procesos judiciales de elección de terceros e iniciar un Super PAC (del inglés “political action committee”, comité de acción política) dedicado a una gran variedad de objetivos, incluida la libertad de expresión, los derechos constitucionales y el derecho de elecciones libres y justas.
  • El señor Golden es un abogado litigante y copresidente del grupo de litigios comerciales, Egan Nelson. Durante sus 23 años de carrera que se extienden en cuatro décadas, el señorGolden ha manejado regularmente litigaciones de alto riesgo, que a menudo incluyen asuntos que pueden poner en riesgo la misma empresa.

Laura Woodruff, directora ejecutiva de TriMax, comentó: “Después de tantos años de litigio, TriMax recibió una exoneración completa. Estamos muy emocionados, pero para nada sorprendidos con el resultado. Esperamos que este fallo evite que Wickfire cree reclamaciones sin fundamentos contra un competidor legítimo. Sin embargo, nos sentimos decepcionados de que Google y las redes hayan permitido que Wickfire interfiriera intencionalmente en nuestro negocio. No obstante, según los hallazgos del jurado, Wickfire interfirió en el negocio de TriMax (una conclusión que no se revocó), por lo que ahora, esperamos que las tácticas como los sobornos, la suplantación de la competencia, los fraudes de clics y la interferencia de ofertas ya no sean toleradas en la industria de la publicidad en línea”.

Acerca de TriMax Media:

Fundada en el 2003, TriMax Media es una agencia de marketing digital especializada en el marketing de motores de búsqueda basados en el rendimiento. TriMax prestó servicios en el primer Consejo de Investigación de Google Advertiser y fue una de las primeras empresas en generar más de un millón de clientes potenciales para sus clientes que utilizan Google AdWords. La agencia se centra en crear campañas de marketing de búsqueda altamente eficaces y desarrollar relaciones exitosas a largo plazo con sus clientes.

Contacto de la empresa:
Si tiene alguna pregunta, comuníquese con:
Barry M. Golden
Egan Nelson LLP
214.893.9034
[email protected]